Mascarilla natural con limón

El limón es un alimento muy rico en nutrientes que también actúa como un potente remedio de belleza y salud facial. Puedes cuidar la piel de tu cara con una sencilla mascarilla natural a base de limón.

Cómo cuidar la piel del rostro

Un primer consejo para mantener el cutis en perfecto estado es garantizar una buena hidratación. Para ello lo primero es exfoliar la piel. El café molido con aceite de oliva es un producto natural excepcional para conseguir buenos resultados. La dinámica consiste en masajear la cara con suavidad realizando pequeños círculos que reactiven la circulación.

Otra opción es echar mano de un cepillo fácil de silicona, que ayuda a eliminar el exceso de células muertas y combate las impurezas en la mejilla, la nariz, la barbilla y la frente. Además, aporta más luminosidad al rostro porque la piel se vuelve más fresca y tersa. Un buen cepillo retrasa la generación de arrugas y líneas de expresión en las zonas más propensas a ello.

La mascarilla con limón

Tras hidratar y exfoliar la piel llega el momento de aplicar una mascarilla natural con limón. Los ingredientes necesarios son pepino, miel y limón. El pepino tonifica e hidrata el rostro porque tiene el mismo pH, elimina las ojeras y refresca la mirada. Por otra parte, es una fruta rica en vitamina E, agua y aceites naturales.

El limón blanquea las manchas de la piel, actúa frente al acné y refuerza el brillo facial. El impedimento de este cítrico es que puede ser abrasivo, así que tras retirar la mascarilla hay que lavarse bien la cara y usar crema solar.

La miel, que es rica en vitaminas y minerales, además de en aminoácidos y enzimas vitales, es un buen remedio cicatrizante y tiene propiedades antibióticas, antiinflamatorias, antisépticas y antialergénicas.

Para preparar la mascarilla pelamos un pepino y lo troceamos, reservando dos rodajas para colocar sobre los ojos. Exprimimos medio limón y batimos la pulpa del pepino. El limón lo mezclamos junto con un cuarto de vaso de miel y a todo esto le añadimos el pepino. Introducimos la mezcla 15 minutos en la nevera y después la aplicamos sobre la cara aproximadamente 20 minutos. Después toca retirar la mascarilla, lavarse la cara y poner un poco de crema solar.